Unas rosas muy dulces

Después de varias semanas sin colgar nada…os traigo un post muy floral, son unas galletas de calabaza en forma de rosa, son muy fáciles de hacer y quedan muy ricas. La idea la saqué del blog “Kanela y Limón”

rosas de calabaza

Ingredientes

70g de mantequilla a temperatura ambiente
80g de azúcar glas
60g de puré de calabaza (necesitaremos un troco de calabaza cruda para hacer el puré, aproximadamente 100 g y nos va a sobrar)
100g de harina
50g de maicena
1 cucharadita de levadura química tipo royal
Colorante alimenticio rosa o rojo

 

Primero de todo hacemos el puré de calabaza, cortamos la calabaza a trocitos y la ponemos a hervir en un cazo con agua hasta que esté blandita. Retiramos el agua y la trituramos con un pasapurés o una batidora eléctrica. Una vez tengamos el puré, batimos bien la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema. Sin dejar de batir añadimos el puré de calabaza ya templado y a continuación el resto de ingredientes secos que tendremos unidos y tamizados y el colorante a nuestro gusto. Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella y formamos las flores colocando la manga de forma perpendicular a en la bandeja y girando de sobre el centro hasta formar una flor.
Horneamos a 180ºC hasta que veamos que empiezan a estar tostaditas.

Anuncios

Magdalenas de Mandarina

En casa tenemos un mandarinero y con tantas mandarinas ya no sabíamos que hacer… así que pensé en hacer magdalenas de mandarina, si hay magdalenas de naranja o de limón porque no de mandarina!

magdalenas de mandarina

Ingredientes:
-3 huevos
-180gr de azúcar
-50gr de leche
-60 gr de aceite de girasol
-250gr de harina
-½ sobre de levadura tipo royal
-2 mandarinas trituradas con la batidora (con o sin piel, dependiendo de si es gusta con sabor amargo)
-1 cucharadita de esencia de azahar

Batir los huevos con el azúcar hasta esponjar, añadir la leche y la mandarina triturada sin dejar de batir. Añadimos el aceito poco a poco y a continuación la harina tamizada y la levadura, removemos hasta obtener una mezcla homogénea,
Dejamos en la nevera unos 30 minutos
A continuación llenamos las capsulas y horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que estén doradas.

Ensaimadas

Los que me seguís por Instagram o Twitter seguramente visteis unas ensaimadas hace algunos días, ¡pues aquí tenéis la receta! No os voy a mentir, no son difíciles de hacer pero se necesita mucho mucho tiempo, lo ideal es hacerlas un día por la tarde y hornearlas al día siguiente por la mañana.

ensaimades

Ingredientes.
– 750 gr. de harina y un poco más para ir formandolas
– 4 huevos XL
– 180 gr. azúcar
– 200 gr. de manteca de cerdo
– 40 gr. de levadura prensada (fresca)
– 1 Vaso de leche (300 ml.)
– Azúcar glass para decorar

Prepararemos una “masa madre”, en un bol grande, mezclando la mitad de la harina con la levadura diluida en la leche tibia hasta que consigamos una masa homogénea. Tapamos con papel film y dejamos en reposo hasta que doble su volumen.
Añadimos a la masa madre, uno a uno los huevos. Para, a continuación, echar el azúcar y la harina restante. Amasamos cinco minutos, formamos una bola (queda una masa muy pegajosa) y dejamos reposar otra media hora.
Estiramos la masa hasta que nos quede muy fina y la embadurnamos con la manteca. Enrollamos y cortamos “rodajas” de 1 o 2 centímetros de grosor dependiendo de lo grande que queramos que queden, tener en cuenta que crecen bastante.
Espolvoreamos con harina la encimera y volvemos a formar cilindros con estas “rodajas”.
Enrollamos este cilindro de tal manera que nos quede ya con forma de “ensaimada“.
Colocamos encima de una bandeja, a la que habremos puesto una hoja de papel de horno, dejando bastante espacio entre cada una de ellas. Yo usé tres bandejas.
Las dejamos que reposen hasta que doblen su tamaño, como te he comentado, es preferible dejarlas toda la noche para que su fermentación se haga de manera correcta, al día siguiente habrán doblado o tripiclado su volumen!
Precalentemos el horno a 180º e introducimos la bandeja, más o menos 15 minutos.
Sacamos, dejamos templar en un lugar fresco, y las espolvoreamos con azúcar glass.